Fideos caseros

Compartilo en tus redes

Los fideos caseros son una receta básica para crear una pasta deliciosa y saludable en un tiempo récord. Este tipo de pasta fresca es mucho más fácil de preparar de lo que podemos pensar. Tiene unos ingredientes básicos, la harina, los huevos y la sal, que lo convierten en un bocado al que le daremos forma y textura con nuestras propias manos. Es todo un reto atreverse a hacer fideos caseros, pero la recompensa puede ser algo maravilloso. Prepara los ingredientes y ponte con las manos en la masa, descubre todos los secretos de los fideos caseros.

Ingredientes:
  • 400 gr de harina
  • 4 huevos
  • ½ cucharadita de sal
Preparación

1- Empezamos esta receta de fideos caseros preparando la superficie de trabajo, la buena pasta es aquella que se cocina con amor y el espacio suficiente para amasarla el tiempo que sea necesario. No debemos tener ninguna prisa para conseguir nuestro objetivo principal.

2- Con todos los ingredientes sobre la mesa, vamos a tamizar la harina. Con este pequeño gesto conseguiremos evitar los grumos y crear un tipo de pasta más suave. La calidad de este ingrediente es determinante, la harina es la base de cualquier tipo de pasta.

3- Colocamos la harina en forma de corona. Dejaremos espacio en el centro para ir incorporando los huevos.

4- Cascamos los huevos y los colocamos en el centro de esa corona. Con la ayuda de un tenedor batiremos los huevos para que se integren mucho mejor con el resto de los ingredientes.

5- Añadiremos un poco de sal. Empezaremos a mezclar los ingredientes, en este punto podemos utilizar directamente las manos o ayudarnos con una el tenedor. Llegará un punto en que la pasta será tan espesa que se deberá dejar el tenedor y seguir con las manos.

6- Amasaremos la masa con calma durante unos minutos hasta que no se pegue en las manos y sea fácil de trabajar.

7- Tapamos la masa y dejaremos que repose durante unos minutos, con media hora será suficiente para tenerla lista.

8- Crearemos unas bolas del mismo tamaño para ir trabajándola, vamos a estirarla, con máquina o con el rodillo de cocina. El resultado debe ser una lámina de unos 2 mm de grosor que nos ayudará a tener la base de los fideos.

9- Cortamos los fideos en tiras del mismo tamaño. Si lo hacemos a mano debemos tener el máximo cuidado en este paso. Los fideos deben tener le mismo tamaño para que se cocinen a la vez. Tendremos listos unos fideos caseros deliciosos y fáciles de preparar.

<


Compartilo en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.