René Barjavel y la película que predijo nuestra vida actual… en 1947

Compartilo en tus redes

por J. Farías

El escritor galo René Barjavel (1911-1985) está considera como el precursor de la ciencia ficción moderna en ese país, heredero directo del gran Julio Verne (1828 – 1905). Además de dedicarse a las letras, también fue periodista y guionista de cine. Sus primeras publicaciones corresponden a los años 40, cuando la televisión era la más reciente novedad en los hogares, pero él supo anticipar su evolución con gran claridad en el texto Cine total: ensayo sobre las formas futuras del cine.

MINITELEVISORES, PRIVACIDAD Y VIDEOVIGILANCIA
En 1947, JK Raymond Millet dirigió un cortometraje de 24 minutos que adapta el ensayo de Barjavel en el formato que hoy se conoce como mockumentary: la película utiliza los recursos de un documental para crear una obra de ficción.

“Fabricaremos televisores miniatura, del tamaño de una linterna. Ya no hará falta comprar el diario” dice la voz en off del relator de este falso documental y continúa “leeremos el editorial político, o la crónica de moda, o el noticiero deportivo e incluso las palabras cruzadas, por no hablar de la telenovela”. Asombrosamente acertado para la época. Estos “minitelevisores” presagiaban gran parte de lo que hoy en día hacemos con nuestros dispositivos móviles: mantenernos informados, jugar o ver series y películas en cualquier momento y lugar.

Para ejemplificar la influencia de la televisión en la vida diaria de las personas, el supuesto documental habla de que “la calle ofrecerá un espectáculo singular”, mientras muestra escenas que bien podrían ser sacadas de nuestra actualidad: transeúntes enfrascados en sus pantallitas, chocándose unos a otros o provocando accidentes de tránsito por su distracción.

Pero esos no son los únicos problemas en que pueden meterse los usuarios: en una escena del film, una joven sale de la ducha apurada para atender el teléfono sin darse cuenta de que ha dejado el video activado, por lo que hace un involuntario topless para beneficio de su interlocutor. Aún en eso está “adelantada” la película: se anima a mostrar un desnudo femenino (aunque sea de medio cuerpo) en plena década del 40.

El documental continúa mostrando los alcances de esta nueva tecnología y nos introduce en lo que en nuestros días se conoce como video vigilancia. “¿Saben ustedes que tal vez mañana en las calles de París no haya policías” pregunta la voz en off “Bastará con que sea barrida por cámaras de televisión y en la prefectura agentes atentos vigilen en múltiples pantallas la vida de la capi tal.” Y lo demuestra representando la captura de un ladrón gracias a las cámaras de vigilancia.

LAS AMENAZAS DEL PROGRESO
Pero no todo es color de rosa. El cortometraje se hace eco de otro acertado pronóstico de René Barjavel, “Los ministros de mañana en vez de ser elegidos por sus valores, su inteligencia, su entrega a la causa pública, serán elegidos por la seducción de su sonrisa y la dulzura de su mirada” Y es que para el escritor, no todo progreso es positivo o deseable, más bien lo contrario. “La ciencia, por las fuerzas que libera, destruirá un día al mundo. Antes de golpearlo, lo construirá maravilloso y terrible” pregona agoreramente y continúa “Las máquinas arrancarán al hombre de su penar y lo encadenarán a miles de nuevas necesidades. Las máquinas harán todo por él, hasta elegir. El individuo se borrará, se fundirá en la carne y en el alma colectivas. Cuando llegue el día de su muerte, ya no quedará nada para matar en él”.


Compartilo en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.